¿Políticas sociales o políticas de beneficencia contra las personas pobres?

Versión para impresión

FotoErletxea.- En los últimos tiempos "las políticas sociales" del consistorio se han convertido en asiduos titulares en la prensa local de masas. Políticas sociales que emanan del cajón desastre que es el Departamento de Bienestar Social. La exclusión extrema de las personas sin hogar ha subido hasta el primer puesto de estas noticias. ¿Pero qué hay detrás de estas noticias y más importante, detrás de estás "políticas sociales"? No parece que todo lo que reluce sea oro, así al menos lo entendemos desde Erletxea.

"El Comedor Social Abre sus puertas en Navidad" Éste ha sido uno de los últimos titulares del año sobre las bondades del Ayuntamiento Bidasotarra. Como de costumbre, alardeando de logros pero ocultando déficits importantes.

Tales como, ¿por qué hay personas que tienen que utilizar estos servicios? ¿comedor social y/o dispositivo de frío? En un territorio como éste, en el que se supone que existe una medida denominada Renta de Garantía de Ingresos, ¿porqué hay personas que no tienen acceso?

Pareja a la noticia de las bondades municipales encontramos las ya habituales noticias sobre fraude de RGI. Pero aquí también hay mensajes ocultos y situaciones que no se comentan.

FotoPor ejemplo, ustedes imaginan que van Osakidetza con un resfriado y después de la entrevista con el personal médico, del examen y el diagnóstico aparejado la persona facultativa le dice que no puede dispensarle la receta porque ha detectado que usted no se ha abrigado suficientemente en los últimos días, por lo que no le corresponde el acceso a los medicamentos para su cura.

Les parece surrealista, verdad, pues escenas parecidas a ésta se suceden cotidianamente en los Servicios Sociales Municipales y en las Oficinas de Lanbide. Personas con enormes dificultades para el sostenimiento de la vida diaria son sometidas a entrevistas, exámenes y posteriores diagnósticos que determinan "la irresponsabilidad" de sus situaciones personales. Como carecer de padrón para el acceso a la RGI y a las Ayudas de Emergencia Social (AES), como no poder acceder al comedor social si percibes RGI (recordemos 635€, a los que tendremos que descontar: alquiler, luz, agua, gas, transporte,...).

Ustedes han visualizado la preciosa disposición del dispositivo del frio, cómodas literas acondicionadas para personas que habitualmente duermen en el suelo entre cartones, ¿es qué en los manuales de comportamiento de las personas pobres de los Servicios Sociales de Irun no se informan que es una situación de inseguridad para las personas que duermen en la calle subir a una litera? porque a muchas compañeras trabajadoras sociales a las que hemos preguntado les parecía "de libro". Y ¿saben ustedes que no se deja entrar a las personas que se acompañan de un perro para sentirse más seguras en la calle?  otra de las de manual, las personas sin hogar habitualmente se acompañan de un perro que les hace compañía y les aporta seguridad en la calle.

Tampoco se nos ha contado mediante los medios de comunicación de masas que el comedor social fue asaltado y se llevaron, tanto el material de la entidad que lo gestiona como múltiples pertenencias de las personas usuarias que apenas tienen nada. ¿Por qué no se nos informa de esto? ¿quizá porque a los medios no les interesa "dejar en mal lugar" la gestión del consistorio?

Porque resulta que, cuando un medio de comunicación saca una noticia de una ONG, de una Asociación de Vecinas, o de cualquier tipo de movimiento social preguntan su visión, opinión (o lo que toque) a los responsables del consistorio. Sin embargo, cuando se trata de valorar los Servicios Sociales Municipales (o los de Lanbide) NADIE pregunta si las personas usuarias se encuentran satisfechas con éstos servicios.
 
¿No será porque no se consideran a éstas usuarias: PERSONAS DE PLENO DERECHO?
 
FotoEntendemos que los medios de comunicación así lo consideran, porque no entienden que al resto de la población nos pueda preocupar que las personas que sufren, que tienen carencias puedan y deban estar correctamente asesoradas y atendidas por Lanbide y por los Servicios Sociales Municipales. ¿No será que quizá quieran ocultar estas situaciones?
 
Como por ejemplo, tenemos conocimiento por parte de diversas personas usuarias de los Servicios Sociales Municipales que el RESPETO no es una premisa fundamental que acredite la profesionalidad de estos servicios. ¿Se imaginan ustedes -volviendo a usar un símil de la salud- que cuando usted va al ambulatorio por una rojez en su cara el personal soltara una carcajada o una valoración vejatoria sobre su aspecto físico?, no se sentiría usted nada cómoda ¿verdad? Pues entonces, ¿porqué el personal de los Servicios Sociales consideran parte de su acción profesional hacer valoraciones de este tipo de las personas a las que atienden? ¿Creen que es respetuoso decirle a una persona que vive en la calle que huele mal?, porque es bastante obvio que una persona que no tiene acceso a una vivienda, menos lo tendrá para una ducha.
 
Pero puede suceder que no sea una cuestión de profesionalidad, sino de estrés, falta de personal, colapso de los servicios,… Y, ¿si éste es el caso? ¿Por qué el personal de los Servicios Sociales (y de Lanbide), no reclama mejoras en sus puestos de trabajo, mejoras en la coordinación, en la contratación de personal,…? ¿Porqué la pagan con las personas que van a solicitar sus servicios?
 
Igual no es falta de profesionalidad sino de HUMANISMO, falta de COMPRENSIÓN, por que todas las personas tenemos derecho a que se nos trate con DIGNIDAD. De hecho, los Servicios Sociales y los Servicios de Empleo, tendrían que ser más que sensibles frente a las situaciones de VULNERABILIDAD y DESPROTECCIÓN de las personas a las que se atiende. Es una cuestión de socializar los CUIDADOS, de entender que somos seres INTERDEPENDIENTES y no DEPENDIENTES. ¿Por qué, alguna vez se han preguntado ustedes qué harían los Servicios Sociales (y Lanbide) si no hubiera precariedad y pobreza? ¿Tenemos que interpretar que estos Servicios, en lugar de promover la EMANCIPACIÓN fomentan la DEPENDENCIA?

¿Por qué las trabajadoras y trabajadores de la Sanidad Pública y la Educación, del Transporte, de la Limpieza, de las Residencias,...se quejan de los RECORTES y los Servicios Sociales y de Empleo NO? ¿Será que no son Servicios de Calidad? ¿De primera Necesidad? ¿de Pleno Derecho?

Todavía no se ha oído a ninguna trabajadora del sector público de los Servicios Sociales Municipales quejarse por los recortes ¿será que no afectan a sus contrataciones, a sus salarios, a las condiciones de sus empleos? ¿Será que a quienes afectan los a las personas usuarias de estos servicios? ¿Y por qué no se quejan como las facultativas de Osakidetza? ¿Qué reclaman ofrecer un buen servicio a sus usuarias? ¿O como el profesorado de la Educación Pública, que consideran que el alumnado está sufriendo los Recortes Educativos?

A nosotras nos parece que, de cara a la galería se hacen POLÍTICAS DE BENEFICENCIA y de puertas para adentro POLÍTICAS CONTRA LOS Y LAS PERSONAS EMPOBRECIDAS

Foto

Etiquetas: